El Centro Vecinal San Martín inauguró su “oficina móvil” y agasajó a los papás del barrio

previous arrow
next arrow
Slider

 

Este sábado 20 de junio comenzó se inauguró la “oficina móvil” del Centro Vecinal de B° San Martín, en calle Suquia y Av. Saavedra desde las 16.30hs. La iniciativa tiene como objetivo llegar a diferentes puntos del Barrio para conocer las necesidades del sector y ser el nexo entre el reclamo y el Gobierno municipal. 

“Estamos en una zona medio alejada, entonces está bueno salir y acercarnos nosotros, ir en busca del vecino… Que estos días complicados no nos impidan estar cerca de la realidad que vivimos”, aseguró Soledad Di Pietro, Presidenta del Centro Vecinal, agregando luego: “También estuvimos haciendo un poco de puerta a puerta preguntando por necesidades o problemas”.

Además, como vienen haciéndolo todos los sábados, cocinaron para las familias más necesitadas del Barrio, esta vez con un total de 70 docenas de empanadas. “Fue una invitación nuestra, con dinero nuestro y de algunos vecinos que colaboraron. Espero que les haya gustado porque la verdad es que trabajamos mucho, hubo muchas manos armando, preparando, organizando. Nos llena de alegría y de felicidad poder hacer esto en este momento que no tenemos otra actividad. Lo único importante hoy es la necesidad de la gente”, declaró Soledad al respecto.

El menú se completó con una mesa dulce para agasajar a los papás en su día, y que todos se fueran con algo dulce para compartir en familia.

Ropero comunitario en marcha

previous arrow
next arrow
Slider

 

Para sumar, la jornada incluyó el ropero comunitario del Centro Vecinal. “Tuvimos que dividirlo en dos esquina más el Centro Vecinal, porque sino se juntaba mucha gente, o sea que funcionó en 3 lugares el ropero comunitario. Fue un trabajo de días, preparando la mesa dulce. Antonia Benedetti, secretaria de Cultura fue la que preparó todo, con ayuda nuestra por supuesto, pero ella eligió hasta la comida de las empanadas, armó la mesa dulce…fue espectacular”, aseguró la Presidenta, para luego concluir: “La gente estuvo muy contenta. La misma gente que estuvo primero en el ropero comunitario se fue al centro vecinal a buscar las empanadas y regalos del dia del padre. Hubo más gente de lo previsto”.