La reina del tomate: una vecina de San Martín enseña a sembrar en casa

Nora Bruera, es una vecina de zona norte que aprovecha la segunda mitad del año para hacer lo que más le gusta: sembrar y cosechar tomates en su propia huerta.

previous arrow
next arrow
Slider

Si hay algo que se pudo descubrir en esta cuarentena, es que muchas personas tienen proyectos y emprendimientos personales increíbles. Nora Bruera es una de ellas, que desde barrio San Martín siembra y cosecha todo tipo de tomates: cherry dátil, cherry zebra, pitanga, azul, enano, morado, gotita de oro, crimea, consoluto, negro y colorado. La vecina, dio tips sobre cómo hacer esta actividad en casa.

¿Cómo y cuándo comenzaste a cosechar tomates?

Mas que cosechar es primero sembrar. Empecé hace ya como 10 años, en un proyecto de huerta escolar. Soy fanática de los tomates, porque me resulta maravilloso ver todo el proceso de la planta: su crecimiento, florcitas y los cuidados que requiere en cada etapa.

¿Qué demora tienen para cosecharse?

Todo comienza para mí en julio, porque comienzo la siembra mediados de ese mes. Bajo cubierta, vuelvo a sembrar en agosto y septiembre, pero se puede sembrar hasta octubre. En mi caso sigo un calendario llamado “biodinámico” y siembro cuando la luna está en cuarto creciente.

¿A dónde lo haces dentro de tu casa? ¿En cajones? ¿Un cantero?

Lo hago en bandejas con una tierra suelta, mezcla de perlita, mantillo y lumbricompuesto. En cada bandeja siembro una o dos semillas. Tambien junto vasitos de plastico, de esos que la gente tira y alli siembro. Los mantengo a resguard hasta que los dias ya son mas cálidos. Cuando tienen 4 hojas verdaderas (no los cótilos), o cuando tienen mas o menos unos 6 a 8 centímetros de alto, los trasplanto previo haber preparado la tierra con humus de lombriz.

¿De qué manera lo haces?

En casa los siembro en maceta, calculando una planta por cada maceta de 10 litros. Los tomates requeiren una buena maceta y buena profundidad. Yo coloco cañas de tacuara para ir entutorándolos. Son cañas de mas o menos 2 metros de alto. Después hay muchos secretitos para hacerlos crecer bien, como por ejemplo, usar abono con caldo de cascaras de banana. Con todo esto, a partir de noviembre ya tengo tomates.