Ley de Etiquetado Frontal de Alimentos: un debate controversial, pero necesario

A partir del dato que expresa que en Argentina el 61,6% de las personas tienen exceso de peso, este proyecto de ley busca dejar a la vista de todas y todos los consumidores la presencia de "nutrientes críticos" en alimentos y bebidas.

Por Casandra Quevedo

Ley de Etiquetado Frontal de Alimentos

Luego de una sesión fallida durante la semana pasada en la Cámara de Diputados, el debate sobre la Ley de Etiquetado Frontal de Alimentos quedó en stand by. Lo que se busca en las últimas horas, es que se convoque a una nueva sesión para debatir este tema.

Básicamente, lo que garantizaría esta ley es que los productos que sobrepasen los límites fijados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), deberán tener en el frente de sus envases una etiqueta octogonal negra, con borde y letras de color blanco, que advierta sobre el exceso del nutriente crítico que contenga.

La Licenciada en Nutrición Silvana Baro, dio detalles sobre la importancia de la aprobación de este proyecto, los beneficios que traería la ley a los ciudadanos y la postura de los sectores que se oponen, entre otras cosas.

“Es una de las deudas pendientes”

“El etiquetado frontal es una de las grandes deudas pendientes en Argentina en torno a la alimentación. Se trata de obligar a que los alimentos procesados y ultra procesados lleven rótulos en el frente de los envases, que adviertan o informen -según el modelo- sobre el exceso de nutrientes críticos como azúcar, sodio, grasas y calorías”, explicó la especialista.

Sobre el debate de la Ley, Baro dejó bien clara su postura: “Como profesional de la salud, estoy a favor de que se apruebe esta ley que nos garantiza el derecho a la salud, a poder elegir y saber que vamos a consumir. También a poder informarnos mediante estos sellos de advertencia en el frente del envase, para saber que alimento estoy eligiendo para contribuir con una alimentación saludable para mí y mi familia. Como ciudadana necesito que se garantice nuestro derecho de información”.

El método del octágono negro

El método propuesto por quienes propusieron el proyecto fue el del octógono negro, que brinda rápidamente información nutricional sobre el alimento/bebida a consumir por el público: “Son sellos octogonales negros con letras blancas, que deben estar en el frente del envase si tienen un nutriente critico que esta en exceso. Estos son: de calorías, de sodio, de grasas saturadas, y de azúcar”, explicó la nutricionista.

La oposición por negocio

Si este Proyecto de Ley aún no se aprobó en Argentina, es porque muchos empresarios del sector de producción de alimentos ultraprocesados creen que serían perjudicados económicamente. Sobre esta postura, Silvana Baro explicó: “Hay muchos intereses en juego de grandes empresas que perderían mucho dinero si esta ley se aprueba. Con solo tener uno de los octógonos en el alimento, eso ya prohíbe promocionar el alimento con el agregado de los mensajes como: ‘fortificado en vitaminas y minerales’, ‘adicionado en fibras’, etc. Se entiende que hasta ahora vienen engañando un poco a la gente”.

Otro punto a tener en cuenta, es que si la ley se apueba, estas empresas tampoco podrán regalar ni promocionar los alimentos con beneficios de ningún tipo. Además, no se podrán ofrecer regalos dentro, muñequitos, ni publicitar con personajes famosos.

“Necesitamos saber qué estamos comiendo”

El principal beneficio del Etiquetado Frontal es que todos los consumidores tendrían información clara y necesaria acerca de lo que, conscientemente, elegirían consumir. Para concluir, la especialista en nutrición, expresó: “¡Tenemos que saber que estamos comiendo! Otro beneficio es que ninguna institución científica va a poder avalar un alimento que tenga este sello, y en los establecimientos escolares no van a poder ofrecer ni promocionar estos productos a nuestros niños”.