Marido y mujer, veterinarios y socios

previous arrow
next arrow
Slider

 

En el Día del Veterinario, desde EXPRESIÓN NORTE conversamos con Marisa Becerra (M.P. 2158) y Gabriel Martínez (M.P. 2622), quienes además de ser marido y mujer, son la cara visible de Veterinaria El Refugio, ubicada en Blvd. F. de Toledo Pimentel 545, B° Marqués de Sobremonte. En esta entrevista, nos cuentan lo gratificante de su profesión y los cambios de mentalidad respecto a las mascotas que están observando.

¿Por qué decidieron estudiar veterinaria?

Decidimos estudiar veterinaria por el amor a los animales y el gusto por la medicina. El hecho de prevenir las enfermedades, salvarles la vida, aliviar algún malestar o simplemente mejorarles la calidad de vida, nos llena de satisfacción.

Lo más gratificante de nuestra profesión es el amor incondicional que ellos nos devuelven, no hay seres más agradecidos que los animales.

¿Cómo es la experiencia de trabajar juntos?

Somos esposos y veterinarios… nos conocimos trabajando en una veterinaria y, desde allí, trabajamos siempre juntos, lo cual ha sido muy hermoso y por momentos complicado al no poder separar lo personal y lo profesional.

Mascotas y sociedad

Socialmente, cada vez son más las personas que no solo llevan a sus mascotas a la veterinaria cuando la enfermedad se ha manifestado, sino que la prevención está jugando un papel determinante en su salud: “La principal causa de tales cambios, creo que ha sido la mayor importancia dada a las mascotas”, comentaban Marisa y Gabriel, agregando que “han pasado de ser un guardián en el patio o el cazador de ratones, a un miembro más de la familia, porque con el correr de los años, se han ganado ese lugar en nuestros corazones y hogares. Es muy reconfortable conocer día a día a personas que dedican el tiempo y recursos que sus mascotas necesitan para conservarlas saludables, educadas y felices”, concluyeron.

Más info: 351-4762599