Por ley, el montañismo ya es considerado como un deporte en Córdoba

El proyecto de ley había sido presentado por los legisladores Gonzalez, Majul y Caserio y fue aprobado en la decimonovena sesión virtual la Legislatura de Córdoba a mediados de septiembre.

previous arrow
next arrow
Slider

El 17 de septiembre se declaró por ley la actividad del montañismo como un deporte, tanto de interés cultural o socio-recreativa. De esta manera, permite que las personas que realicen esta actividad puedan recorrer las zonas montañosas de la provincia como derecho, pero siempre cumpliendo las obligaciones de respetar el medio ambiente, el sector público y los pueblos originarios.

Además, se hizo un reconocimiento del montañismo por su aporte positivo y buena influencia en otras prácticas, como la exploración científica y arqueológica, educativa y ambiental. También se lo destacó por promover una buena calidad de vida en las personas que lo realizan, ya que conlleva “un aporte al cuidado de la salud, beneficios físicos, mentales y emocionales potenciados con el contacto con la naturaleza”.

De esta manera, la ley estableció que a partir de ahora en Córdoba el montañismo será una actividad deportiva amateur y sin fines de lucro. Se podrá realizar en distintos espacios naturales con libre acceso. La idea que expresaron los legisladores que promovieron la ley es que se elabore un mapa con los senderos históricos. Para ellos, esta es una buena manera de fomentar el montañismo y hacerlo llegar a más público.

¿Qué incluye el montañismo? Dentro de esta actividad se reconocen otras como el senderismo (caminatas en senderos o caminos de baja dificultad), excursionismo o trekking (travesías por rutas especialmente naturales, de longitud y dificultad mayor al senderismo), ascensionismo (ascenso a puntos elevados de las montañas), escalada (ascensos o descensos sobre pendientes sólidas) y plogging (combinación de trotar con recoger basura que han tirado en la naturaleza).

Entre los lugares preferidos para hacer montañismo en Córdoba se encuentran Los Gigantes, donde se puede hacer tanto escalada como trekking; el Cerro Champaquí y el Cerro Uritorco. Otros lugares “más escondidos” y con dificultad que recomiendan los montañistas son los Volcanes de Pocho y las Salinas Grandes.