El Club Poeta Lugones realizó su tradicional fiesta de fin de año

Luego de dos ediciones interrumpidas por la pandemia, el Club volvió a realizar su tradicional festejo con una amplia concurrencia de la familia "poética". Hubo cena a la canasta, entrega de premios y baile.

El Club Poeta Lugones volvió a realizar su tradicional festejo de cierre de año luego de dos ediciones interrumpidas por la pandemia de COVID-19. La fiesta se realizó durante la noche del pasado sábado 17 de diciembre, contando con una gran concurrencia de los vecinos y familias de la institución.

Aproximadamente 500 personas asistieron al festejo, que se extendió hasta las 4 am. Hubo cena a la canasta, entrega de premios, reconocimientos y baile. Cabe destacar que el crecimiento del Club es tal, que al momento de la edición anterior de la fiesta había 300 socios, mientras que ahora el número se elevó a 550.

“Considerando todo lo que cuesta conducir un Club Social como lo es Poeta Lugones, donde todo se hace a pulmón con el apoyo y acompañamiento de las familias, de las profesoras y de los profesores, a quienes les agradecemos de corazón y las invitamos a seguir acompañándonos, el balance es excelente”, contó Gastón Capretta, presidente del Club Poeta.

“En lo deportivo también nos fue muy bien, pues más allá de resultados más, resultados menos, todas las disciplinas y categorías se afianzaron y se consolidaron tanto en lo social como en lo competitivo. Y ediliciamente pudimos concretar obras que mejoraron la infraestructura (nuevos baño de mujeres, vestuario y cuarto de elementos) y pudimos concretar un playón cercado con cuatro aros de básquet y una cancha de vóley de tamaño reducido para poder mejorar la prestación”, agregó el presidente.

Respecto a los objetivos para la próxima temporada, Capretta destacó la necesidad de reacondicionar el piso de la cancha principal, pintar la auxiliar y adquirir elementos deportivos para sumar a los adquiridos durante el 2022.

La partida del gran entrenador

Luego de más de 20 años ininterrumpidos en la institución, el entrenador de la primera división, Lautaro González abandonó su cargo en el club. Ante esta situación, el presidente destacó emociones de tristeza y felicidad.

“Por un lado de tristeza, porque después de tantos años que le ha dado al Club haya decidido alejarse, genera algo de tristeza porque indudablemente él es uno más del Club. Incluso, con muchos más años en el mismo que todos los que conformamos la Comisión, y su entrega y contracción al trabajo por tantos años es digna de destacar y de respetar”, analizó.

“Y por otro lado de alegría, porque tal como lo hablamos con él, sabemos que este descanso que decidió tomarse (porque así esperamos que sea), le va a servir para recuperar energías para que, cuando vuelva a la actividad, cuando sea y donde decida hacerlo, va a ser con todas las ganas que siempre demostró”, agregó.